Acción Verde















El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.


Obtener Adobe Flash Player







Cada vez botamos más dióxido de carbono a los océanos
  • Abril 21-4

Cada vez botamos más dióxido de carbono a los océanos

Una investigación realizada por la Universidad de Miami (UM) ha constatado que las aguas del Atlántico norte absorbieron un 50 por ciento más de dióxido de carbono de origen humano en los últimos diez años que en la década pasada.

Los resultados del estudio, divulgado este miércoles por la Facultad Rosentiel de Marina y Ciencias Atmosféricas de la UM, muestran el impacto que la quema de combustibles fósiles ha tenido en los océanos del mundo en los últimos diez años.

Para determinar la absorción total y el almacenamiento de dióxido de carbono en el Atlántico norte en las últimas décadas, el equipo de científicos de la universidad analizó los datos obtenidos de los mismos lugares, con un período de diez años de diferencia, para “identificar los cambios causados por el CO2 de origen humano”.
Los datos fueron recogidos en dos estudios, elaborados por expertos en barcos financiados por la Fundación Nacional de Ciencias, Clivar (Variabilidad Climática CO2 de Hidrografía) y Go-Ship o Programa Hidrográficas de Investigación Global del Océano.
“Este estudio muestra el gran impacto que todos nosotros estamos teniendo en el medioambiente, y confirma que el uso de combustibles fósiles no solo está causando un cambio climático, sino afectando a los océanos al disminuir el pH”, señaló en un comunicado Ryan Woosley, investigador del Departamento de Ciencias Oceánicas de la universidad.

Los océanos ayudan a ralentizar el aumento del CO2 de origen antropogénico en la atmósfera al “absorber y almacenar alrededor de un cuarta parte de las emisiones totales de dióxido de carbono”, asegura el investigador.

El Atlántico norte es una zona marina de alta absorción y almacenamiento de CO2, lo cual supone un fuerte impacto sobre los ecosistemas marinos e importantes organismos, como corales y moluscos, al disminuir el pH de las aguas.

Los moluscos, según el estudio, “necesitan un cierto nivel de pH en el agua circundante para fabricar sus conchas y exoesqueletos a base de carbonato de calcio”.

EFE

Más información aquí: El Tiempo

Fecha: 3 de febrero de 2016

Leave us a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *